martes, 17 de diciembre de 2019

Qué regalar en un bautizo si te han elegido como padrino


Ser padrino es algo especial, como pocas cosas lo son en la vida. No se trata únicamente de lo importante que son los padrinos durante la ceremonia de bautizo, que sin ellos no podría llevarse a cabo. 

Se trata de un compromiso de por vida, que perdura incluso cuando el bautizado se convierte en adulto. 

Ser un buen padrino significa hacer y cumplir la gran promesa de ayudar a su ahijado a comprender y vivir su vida de manera cristiana, creciendo en la fe a medida que pasan los años. 

El padrino debe dedicar con frecuencia tiempo a su ahijado, y ser guía en sus preguntas sobre la fe, el amor y la esperanza. Debe transmitirle valores cristianos, y principalmente con su ejemplo, mostrarle cómo tomar las mejores decisiones en la vida, tanto para sí mismo como en su relación con los demás. 

Por otra parte, también es costumbre que los padrinos apoyen a los padres cuando éstos tienen dificultades económicas para proveer a sus ahijados, ayudándolos en necesidades básicas de alimentación, vestido y educación.

Como vemos, el del padrino es un papel exigente, que en nuestros tiempos no cualquiera está dispuesto a aceptar y, principalmente, a cumplir. Por eso, aceptarlo es motivo de alegría y orgullo. Si te han elegido como padrino y no sabes cómo expresar tu gratitud, hacer un regalo es buena idea.

Aunque los familiares, amigos e invitados en general al bautizo suelen llevar obsequios, el del padrino debe ser especial, y no necesariamente por su valor económico, sino por el significado del presente. Cualquiera que sea tu elección, puedes acompañarla de grabados o bordados con el nombre del bebé y la fecha de la ceremonia.

¿No sabes qué regalar? A continuación te presentamos algunas opciones.

Artículos religiosos: Los obsequios religiosos son un clásico para esta ocasión, pues en sí mismo, el bautismo representa la integración de un nuevo miembro a la comunidad de la fe. Los pequeños crucifijos, anillos y esclavas para los bebés son una elección de buen gusto, que puedes tomar en cuenta y con la cual quedarás muy bien.

Artículos para bebé: Si tu ahijado tiene apenas unos cuantos meses de nacido, otra buena idea es regalarle a sus padres algo que pueda ser útil para el pequeño. Desde frazadas, biberones, utensilios y ropa hasta juguetes interactivos que le ayuden a descubrir el mundo. 

Dinero: Un regalo económico siempre será apreciado. El padrino, en su preocupación por el bienestar y futuro del ahijado, puede regalar un fondo económico u otorgar a sus padres alguna cantidad destinada a gastos de salud o educación del bautizado. Una forma sofisticada de hacerlo es entregar un certificado de inversión a nombre del bebé. No te preocupes, esto no significa que debes entregar una cantidad abrumadora de dinero. Puedes abrir el fondo con el monto a tu alcance, y esto será un buen inicio para que los padres e incluso otros familiares del pequeño puedan aportar, pensando en el futuro del bebé. 

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

8 consejos para organizar la celebración de Primera Comunión perfecta para tu hijo


La Primera Comunión de cada niño es especial, no solo para él. Con anticipación, padres, padrinos y familiares en general, llevan a cabo los preparativos necesarios para que ese día sea inolvidable para todos. Hay muchas cosas en las cuales pensar: El traje o vestido del niño o niña que va a comulgar por primera vez, el ajuar de accesorios necesarios para la ceremonia, los atuendos de padres, hermanos y otros miembros de la familia, así como las invitaciones, banquete, decoración y detalles para que la celebración sea un éxito. 

Se trata de pasar un día agradable, para compartir con los seres más queridos de la familia la alegría de dar un paso más en la fe. Sin embargo, tantos pendientes pueden hacer que parezca imposible pasarla bien, ante tantos detalles que hay por cuidar. Pero, ¡No tiene por qué ser así! Para ayudarte a organizar una fiesta perfecta, a continuación te compartimos ocho importantes consejos. 

1. Anticipación: En estos casos, no hay nada mejor que “ganarle al tiempo”.Con toda la anticipación posible, piensa cómo deseas la fiesta, en qué lugar, con qué decoración y cuántos invitados, qué platillos y postres servirás, y demás detalles. Una vez definido todo esto, asegúrate de reservar los lugares y proveedores necesarios; no importa qué tan lejana parezca la fecha de la celebración. También recuerda que no es necesario organizar una fiesta lujosa para pasarla bien; sin embargo, te recomendamos que aunque se trata de una pequeña fiesta o una enorme recepción, prepares con tiempo todos los detalles, para que llegado el día los puedas disfrutar. 

2. Invitados: Decidir a quiénes vamos a invitar a una fiesta puede ser un dolor de cabeza. Es normal que tu pareja, o cualquier otro miembro de la familia que te ayude a organizar la fiesta, no esté siempre de acuerdo contigo respecto a las personas que formarán parte de la lista de invitados. No te preocupes ni dejes que esto los distancie; mejor organícense. Inicia anotando en papel a todas las personas que desearías que estuvieran junto a ustedes en este día especial. Luego, empieza a depurarla. Prioriza a los familiares y amigos más cercanos, y principalmente, asegúrate de invitar a las personas que mantienen una relación estrecha con el festejado o festejada. Medita estos puntos y verás cómo se aclarará el panorama, así será más fácil decidir a quiénes convocar.  

3. Ubicación: Elegir un salón o jardín para fiestas cercano a la iglesia donde se llevará a cabo la Primera Comunión hará que sea más fácil trasladarse y aprovechar el tiempo de mejor manera, tanto para ti como para tus invitados. Sin embargo, si deseas un convivio más íntimo y solo invitarás a unas pocas personas, llevar a cabo la fiesta en tu patio trasero o dentro de tu casa también puede funcionar. En cualquier caso, toma en cuenta el lugar para trazar itinerarios, y define con tiempo cuál será la logística para el gran día. 

4. Alimentos: Cuando has definido a cuántas personas vas a invitar, y dónde las recibirás, es hora de planificar qué platillos y postres servirás en la fiesta. Si tu reunión será pequeña, será sencillo definir un plato fuerte y servir de manera individual a cada uno de los invitados. Para fiestas con más de 20 asistentes, te recomendamos servir, a manera de ambigú, una variedad de entremeses del tamaño de un bocado, de manera que todos puedan probar algunos de ellos durante la convivencia. En fiestas concurridas, una mesa de postres es un agradable detalle a la vista, que al mismo tiempo te ayudará a asegurarte de que cada uno de los presentes será abastecido.

5. “Escuadrón” de ayuda: Durante el gran día, tendrás muchas ocupaciones. Es mejor que lo tomes en cuenta desde ahora. También debes saber que aunque hayas preparado los alimentos y decoraciones perfectos desde uno o varios días antes del evento, siempre habrá detalles por solucionar. Desde vestir, peinar y trasladar al festejado y a otros posibles pequeños miembros de la familia, hasta recibir y confirmar proveedores momentos antes del a fiesta. No podrás atender todo a la vez, así que será mejor pedir ayuda a familiares y amigos de confianza. Pueden ser un par de personas, o tantas como sientas que necesitas a tu lado. Asegúrense de mantener comunicación y coordinación para que puedan tomar buenas decisiones.  

6. El festejado o la festejada: La fecha, lugar y platillos para la fiesta son fundamentales. Una vez definidos, es momento de pensar en el pequeño o pequeña que recibirán la Primera Comunión. ¿Qué le gusta? ¿Cuáles son sus actividades, deportes o dibujos animados favoritos? Toma en cuenta que en este día especial, los festejados querrán pasar tiempo con sus amigos y compañeros de escuela, así que asegúrate de invitarlos y de preparar todo para que disfruten la fiesta. ¿Qué tal juegos acuáticos o de vídeo, un show de payasos o un circuito interactivo en el que puedan participar también los adultos? Basa tu elección en lo que más haga feliz a tu hijo o hija.

7. Momentos importantes de la celebración: Si bien, estás organizando una fiesta, no debes olvidar que la Primera Comunión es un paso de crecimiento en la fe, y tiene una importancia espiritual enorme, como pocas cosas en la vida. Por eso, es buena idea invitar a abuelos, padrinos o cualquier familiar o amigo muy querido para el niño o niña festejado, para que dirijan unas palabras emotivas que ayudarán a que la ocasión sea aún más especial. 

8. Recuerdos de la fiesta: También llamados “recuerditos”, estos objetos son una muestra más de todo el esmero y cariño que has dedicado a la organización de esta fiesta. Si quieres que tus invitados se lleven tu apapacho a casa, elige recuerdos que puedan acompañarlos de manera cotidiana. Llaveros, bolígrafos, abanicos de madera y portarretratos son buenos ejemplos. También puedes optar por regalarles un dulce momento, mediante galletas, chocolates o caramelos personalizados.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

5 datos interesantes acerca del bautismo católico


La ceremonia en la que una persona, (lo común es que sean pequeños niños o bebés) recibe el primero de los 7 sacramentos católicos se conoce como bautismo.

La fe dicta que es por medio del agua del bautismo como los creyentes se liberan del pecado original, y al mismo tiempo, empieza a formar parte de la gran comunidad católica siendo reconocido como uno de sus miembros.

Cuando los padres o tutores deciden bautizar a un bebé, adquieren el compromiso de criarlo en apego a los valores y principios de la fe católica.

Por su parte, los padrinos se comprometen a hacerse cargo de su bienestar, buena crianza y educación, en caso de que los padres fallezcan o no puedan hacerlo.

Todo eso lo sabemos gracias al conocimiento popular, sin embargo, el bautismo católico está lleno de historia y símbolos que no son populares.

¿Quieres conocer algunos de esos elementos? A continuación te dejamos los 5 más interesantes.

· Origen de su nombre: Bautizar significa sumergir. La palabra proviene del griego baptiezein. Su elemento principal es el agua, y por eso se relaciona con un baño de espíritu, que llena de bríos de renovación espiritual a quien lo recibe.

1. Los primeros bautismos: San Pedro convocó a las multitudes que escuchaban su predicación, a convertirse a la fe cristiana y a hacerse bautizar en el nombre de Cristo para obtener la absolución de sus pecados. Por eso, se dice que el bautismo inició con los apóstoles. 

2. Los padrinos: Después de la Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo, hasta el año 138, San Higinio instauró el compadrazgo, erigiendo las figuras de un padrino y una madrina para guiar a los recién nacidos en la fe, luego de ser bautizados.

3. Bautismo único: El primer bautismo que una persona recibe, es el que permanecerá para toda su vida. Es común escuchar que las personas, con el paso del tiempo, eligen cambiar su dogma, o predicar otra religión. Sin embargo, una vez bautizados en la fe católica, nunca dejan de pertenecer a ella. No se puede “desbautizar”.

4. Debe ser renovado: No, no nos referimos a que cada cierto período de tiempo, debe realizarse una nueva ceremonia bautismal. Sin embargo, cada año durante la Vigilia Pascual, los creyentes renovamos las promesas hechas durante el bautismo. También recordamos la importancia de practicar la fe católica y de imitar a Jesucristo, para obtener la vida eterna.

5. No es exclusivo del sacerdote: Cualquier persona, incluso aquéllas que no recibieron su propio bautismo católico, pueden ofrecer el sacramento a alguien más. Esto es común en situaciones de vida o muerte, o extremo peligro. Para que el bautismo sea válido, basta con que la persona que lo otorga tenga la buena intención de hacerlo, así como bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

Consejos para vestir adecuadamente en un bautizo y acertar con tu atuendo


Preparar un bautizo implica esmero, dedicación y en la mayoría de las ocasiones, una importante inversión de recursos económicos para padres, padrinos y familiares del pequeño o pequeña homenajeados.

Cada detalle está pensado y diseñado con cariño y con la ilusión de hacer de la ocasión, una fecha memorable para todos y cada uno de los invitados.

Por todo esto, cuando nos convocan a asistir a un evento de esta naturaleza, lo menos que podemos hacer es corresponder, al menos un poco, a toda esta dedicación de nuestros anfitriones.

Esto va mucho más allá de llevar para el bautizado o bautizada un regalo costoso, o no romper las formas de conducta. Nos referimos a la vestimenta. Se dice que la ropa y accesorios que llevamos puestos dicen mucho de nuestro interés y emociones respecto al lugar en el que estamos.

Así que es importante que nuestra gratitud, aprecio y buenas intenciones se vean reflejadas en nuestro porte, a la hora de presentarnos en el bautizo y festejo.

¿Necesitas ideas para acertar con el atuendo que llevarás a tu próximo bautizo? A continuación, te dejamos algunos consejos imperdibles.

Mujeres: Una regla básica es la de evitar los colores oscuros, y optar por tonos pastel o en general claros. Esto se relaciona con la atracción de vibraciones positivas. Además, la mayoría de las veces los bautizos se celebran durante el día, por lo que estos tonos están ad hoc con el momento de la ceremonia. En caso de que formes parte de la ceremonia religiosa, o simplemente asistas a ella, toma en cuenta que el protocolo para asistir a un templo indica que debes llevar los hombros y escote cubiertos, así como pantalones o faldas por debajo de la rodilla.

Si tu personalidad es dulce, puedes optar por un vestido suelto y largo, acompañado de una chaqueta. Su tipo de tela dependerá del clima, asegúrate de consultarlo antes. Si lo tuyo es lucir bella sin perder la comodidad, unos jeans y blusa combinadas con zapatos de plataforma o pequeños tacones te ayudarán a conseguir un impecable look casual, con el que podrás disfrutar el evento sin preocupaciones.

Hombres: Un traje completo siempre será una opción de buen gusto, con la que quedarás bien. Sin embargo, si no eres el padre, abuelo o padrino del bautizado, llevarlo puede estar de más. Así que puedes optar por llevar el traje sin corbata, e incluso sin el saco. Un pantalón de vestir combinado con una camisa de colores claros, zapatos y cinturón combinados es una gran idea. Puedes combinar los colores de tu preferencia, aunque te recomendamos evitar el negro. La única “regla” es no llevar jeans. Al contrario del outfit femenino, en los hombres los jeans denotan informalidad y desinterés.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

¿Cuáles son las tendencias en trajes y vestidos para Primera Comunión?


El día en que tus pequeños hacen su Primera Comunión es muy especial, por varios motivos. Se trata quizá del primer momento de sus vidas en el que serán completamente el centro de atención familiar, los protagonistas de la ocasión, y quienes se integran de manera más consciente y formal a la vida religiosa.

Por otra parte, la llegada de la Primera Comunión también indica que tus niños están próximos a dejar de serlo, para convertirse en adorables jovencitos y jovencitas que pronto definirán nuevas metas y objetivos en sus vidas.

Por todo esto, estamos seguros de que ellos, y principalmente tú, están interesados en hacer de su Primera Comunión, una fecha emotiva y memorable para compartir con sus seres más queridos.

Sabemos que, aunque el centro de este día es la ceremonia religiosa, seguramente están pensando en compartir un banquete o convivencia, una vez finalizada la misa. Para que todo salga perfecto, es indispensable que el traje o vestido de tu nuevo comulgante sea lo suficientemente cómodo, y a la vez, lucidor y radiante como siempre se lo han imaginado.

Elegir el atuendo correcto puede ser un dolor de cabeza, porque estos dos factores no siempre se conjugan. Para aligerarte la tarea y asegurar que tu elección esté a la vanguardia, a continuación, te compartimos algunos consejos y tendencias en ropa para Primera Comunión.

Vestidos: La tendencia este 2019 es explorar detalles en tonos pastel, adornando hermosos vestidos del clásico color blanco. Por ejemplo en cinturones, mangas, botones y aplicaciones, tonos coloridos/florales dan un toque dulce e infantil al vestido de sus sueños. En cuanto al corte del ajuar, pueden ser buenas elecciones los estilos princesa y cancán, dos clásicos que nunca pasan de moda. Por otra parte, el uso de pantalones entre las niñas ha venido a revolucionar el concepto de atuendos para Primera Comunión. Aunque no es muy común, algunas confeccionadoras ya incluyen entre sus opciones trajes femeninos, que al combinarse con el tradicional velo, diademas y accesorios florales o cualquier otro distintivo del gusto de la pequeña, han hecho que las niñas puedan verse y sentirse cómodas durante este día especial, sin perder su esencia.

Trajes: Al igual que en los vestidos, entre los trajes de Primera Comunión el blanco siempre ha sido el color por excelencia. Sin embargo, una tendencia muy fuerte introducida durante el 2019 es la de combinar colores en el atuendo del pequeño. Pantalones, camisas y corbata en distintos tonos han pasado de ser descoordinados, a estar de moda. Aunque no todos están de acuerdo con esta línea, argumentando que hace que la formalidad y el protocolo se pierdan, son muchos más los que aceptan esta divertida forma de combinar el atuendo de los niños para su Primera Comunión. Sin embargo, y aunque esté permitido salirse del clásico color blanco, te recomendamos utilizar tonos claros combinados con un solo color sobresaliente; por ejemplo, beige, amarillo y azul pastel contrastado con color negro o azul marino.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

¿Conoces los símbolos de la Primera Comunión y su significado?


Un símbolo le da significado a una cosa. La mayoría de las cosas conocidas tienen símbolos; esto va desde lo más cotidiano, como los logotipos de marcas comerciales, hasta las reglas de marcación que utiliza un árbitro de deportes.

Otro buen ejemplo son las escuelas, quienes mediante un emblema o símbolo se identifican de entre las demás, y expresan cuáles son sus valores, su misión, visión y compromiso.

La Primera Comunión está llena de símbolos y cada uno de ellos tiene su propio significado. A continuación, enlistamos los más sobresalientes:

Eucaristía: Por sí misma, es símbolo de la fuente y cumbre de la vida cristiana. La Eucaristía es la forma física mediante la cual contemplamos a Jesús como el pan de vida.

El Pan: El pan es por excelencia, el alimento básico de la vida física, mientras que la Eucaristía es el alimento básico de la vida espiritual. Durante la última cena, Jesús tomó una hogaza de pan y dijo “Tomad y comed, este es mi cuerpo”. Así que el pan consagrado, simboliza a Jesús mismo, o bien, la presencia de Cristo. Durante la Primera Comunión se ofrenda una canasta de panes. En este caso, se rememora el pasaje bíblico que narra cuando Jesús alimentó a los cinco mil, comenzando con una canasta de siete panes (Mt. 15:34).

Trigo: Las semillas de este cereal, convertidas en harina, son el ingrediente principal del pan, que como vimos anteriormente, representa a Cristo, pan de vida. Durante las Primeras Comuniones el trigo puede representarse por una sola espiga, o por una gavilla, como un montón de tallos unidos.

Oblea: La oblea se convierte en el anfitrión del cuerpo de Cristo, durante la consagración. Se trata de una pieza redonda de pan sin levadura que se utiliza durante la celebración del misterio eucarístico, y que se distribuye durante la misa tanto a los nuevos comulgantes, como a quienes ya forman parte de la vida católica.

Uvas y Vino: Como ya sabemos, cuando las uvas son trituradas y su jugo se fermenta resulta el vino, y el vino fue usado por Jesús durante la Última Cena para representar su sangre, posteriormente derramada para el perdón de los pecados de su pueblo. Esto es lo que simboliza el vino: La Sangre de Cristo.

El ajuar del comulgante: Tanto el vestido para las niñas como el traje para los niños, el ajuar en color blanco representa la pureza e inocencia de su espíritu, listos para recibir a Cristo en sus corazones. El ajuar se compone con otros elementos, como son la Biblia, el rosario, una vela y un crucifijo. La Biblia representa la compañía de Jesús en el camino por la vida cristiana del niño o niña que hace la Primera Comunión, y su promesa de seguir las palabras de Cristo, aspirando a ser como Él, mientras que el Rosario hace referencia a la entrega y encomienda de los pequeños a la Virgen María, así como un recordatorio de la importancia de rezar el rosario con regularidad. Los nuevos comulgantes llegan a la ceremonia de Primera Comunión con una vela que, posteriormente, es encendida con el fuego del Cirio Pascual. Cuando esto sucede, los niños reciben la luz de Jesús, que a partir de ese momento iluminará sus pasos hacia la vida eterna. Finalmente, el crucifijo recuerda a los pequeños que han adquirido con Cristo, el compromiso de seguirlo.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

miércoles, 30 de octubre de 2019

Los bolos más originales para los invitados de un bautizo



El momento en el que los recién nacidos son bautizados para recibirlos en la fe es uno de los más emotivos episodios que, quizá sin estar conscientes de ello, compartirán con sus padres, abuelos y otros familiares y seres queridos.

Si bien el procedimiento y el significado del bautizo pueden variar según las creencias y costumbres de cada familia, una cosa está siempre presente: El deseo de que los padres, los miembros de la familia y los padrinos bañen al bebé con memorables regalos de bautizo.

Para los invitados también hay obsequios. Cada vez es menos frecuente que el tradicional “bolo” que lanzan los padrinos como signo de alegría y bonanza, consista en monedas tiradas al aire. La creatividad, ingenio y sello personal de cada uno de ellos ha hecho que los invitados a las celebraciones bautismales reciban originales bolos. ¿Necesitas ideas? Checa éstos:

1. Bolsitas tejidas
No hay nada mejor que un regalo que pueda usarse continuamente, pues además de darle utilidad al objeto, es una buena manera de mantenerse presente en la memoria de la persona que lo recibe. Además, al regalar una bolsa tejida entregas un presente más valioso al que le dedicaste tiempo y esfuerzo. El resultado es un producto artesanal, y estas bolsitas son ideales para guardar desde monedas hasta pequeños aretes y otras joyas. Puedes crearlas con tiernas formas acordes con la ocasión, que tus invitados amarán.

2. Dulces y chocolates
Los chocolates son un detalle infalible. Aplica para todas las personas, y no exclusivamente para enamorados. Adáptalos a la ocasión y entrégalos en un lindo centro de mesa, una pequeña canasta, en una bolsita o caja decorada. Si quieres variar, haz unos cuantos obsequios con chocolates y otros con dulces. ¡Les encantarán!

3. Portarretratos
Que no se pierdan las buenas costumbres. Con la llegada de los dispositivos digitales, cada vez es menos frecuente que las personas impriman y cuelguen fotografías. Regalar un portarretratos es una linda y sutil invitación a llevar a espacios como la oficina o la sala de casa una imagen especial. Puedes decorarlos con los motivos del bautizo, por ejemplo, el nombre del bautizado o la fecha. Será un gran detalle.

4. Galletas con figuras
Reiteramos, ¿Quién se resiste a los dulces? Se trata de un sabor ideal para la tierna ocasión en que un pequeño miembro de la familia se integra a la fe cristiana. Regala un pedacito de esta dulzura con originales galletas personalizadas. Lo mejor es que su originalidad las hace lucir increíbles por sí solas, por lo que no tendrás que esforzarte demasiado para envolverlas y entregarlas; bastará una pequeña bolsa y listón para que luzcan increíbles.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com