viernes, 28 de junio de 2019

Ideas para el desayuno en la fiesta de Primera Comunión


La Primera Comunión es un evento hermoso y satisfactorio para todo comulgante, sus padres y su familia más cercana, quienes tienen la oportunidad de verlos dar un paso más en su formación religiosa, que es muestra de crecimiento en la fe. Sin embargo, por más gloriosa que sea la ocasión, prepararse para esta celebración puede ser cansado y agotador. 

Principalmente para todos los papás y mamás que deben encargarse de que los pequeños protagonistas del evento estén despiertos a tiempo, se pongan adecuadamente su ajuar, lleven el peinado bien hecho, además de llevar todos y cada uno de los accesorios con los que deben acompañarse durante la celebración eclesiástica. Todo eso sin contar que mamá y papá también deben lucir elegantes y prepararse para la ocasión, y por supuesto, para lucir impecables en las fotos que inmortalizarán el momento. 

Como si todas estas ocupaciones no fueran suficientes, la mayoría de las familias enfrenta además la responsabilidad de organizar el evento post Comunión. Nos referimos al banquete y recepción que se les ofrece a los invitados, a quienes se les convoca para compartir lo especial del momento. Debido a que las primeras comuniones suelen llevarse a cabo por la mañana, lo típico es que los familiares y cercanos a los comulgantes compartan la mesa para desayunar. 

Para que disfrutes por completo cada detalle especial de la Primera Comunión de tu hijo, hija o pequeño ser querido, a continuación te proponemos algunas ideas para que organizar tu desayuno posterior a la misa sea un proceso que disfrutes, y no una pesadilla que prefieras olvidar:

Celebra en casa: Si tu casa, la de los abuelos o alguno de los familiares cercanos cuentan con un patio amplio, jardín o terraza, celebrar en estos lugares puede ser una gran idea para este evento especial. Además de brindarte toda la comodidad, seguridad y confianza, con esto ahorrarás el gasto económico de rentar algún espacio que además, probablemente quede fuera del itinerario del día, haciendo que tu y los tuyos tengan que trasladarse por grandes distancias. Bastará con arrendar las sillas y mesas necesarias, y algunos bonitos manteles para adecuar los espacios y pasar una mañana inolvidable.

Sirve buffet: Tanto si elegiste servir brunch, botanas o servicio formal, ofrecer buffet es una excelente idea. Si tu bolsillo te lo permite, contrata un servicio de catering que se encargue de llevar y mantener abastecido cada platillo a ofrecer. Si cocinarás en casa, el buffet te permitirá prepararte con antelación y dejar todo listo para llegar a disfrutar. Con este tipo de servicio darás gusto a todos los invitados, ya que podrás ofrecer cuantas opciones se te ocurran, asegurándote de que su versatilidad vaya acorde con los gustos de quienes esperas recibir. 

Postres y café: Si tu celebración será más sencilla, te recomendamos que su centro sea un hermoso pastel de Primera Comunión, acompañado de un buen servicio de cafetería. Esto y un ligero ambigú pueden ayudarte a apapachar a tus invitados y no pasar desapercibida la ocasión. 

¡Seguro que cualquiera de estas opciones deleitará a tus invitados!. Si también estás interesado en ropa y accesorios para Bautizos y Primera Comunión no dudes en visitar Creaciones Ruvilen.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario