miércoles, 30 de octubre de 2019

Cómo hacer tus velas personalizadas para primera comunión




La Primera Comunión es un sacramento tan importante, que generalmente, las familias de los nuevos comulgantes lo festejan de manera especial, sirviendo banquete y esperando a grupos numerosos de invitados para compartir la ocasión.

Durante las celebraciones, pero primordialmente durante la propia ceremonia, las velas tienen un papel muy importante. En la misa de Primera Comunión, los niños y niñas llevan una vela que se enciende con el Cirio Pascual al iniciar la liturgia.

El Cirio representa nada más y nada menos que a Jesucristo como luz del mundo. Cuando se enciende la vela, el pequeño o pequeña reciben su luz como la guía que iluminará sus pasos hacia la vida eterna y al mismo tiempo, adquiere el compromiso de ser luz en el mundo para los demás.

Como vemos, la vela es quizá el elemento más simbólico del ajuar de Primera Comunión. Por eso, uno de los presentes preferidos por familiares de quien comulga y por organizadores de fiestas y banquetes, son las velas. Obsequiarlas a los invitados es una manera de hacerse presente en su vida diaria, como un agradecimiento por haber compartido la ocasión especial, así como un recordatorio del afecto que se siente por ellos.

También son incentivo para que, en la comodidad de sus hogares, puedan encender estas velas y dedicar un momento de oración para el niño o niña. Después, las velas de recuerdo pueden mantenerse en un lugar especial y encenderse en días importantes como recordatorio de la propia comunión con Jesucristo.

¿Te preocupa el costo de comprar muchas velas para poder obsequiarlas en la próxima Primera Comunión en la familia? Calma, puedes elaborarlas en casa sin pagar más, y con la opción de entregar un obsequio artesanal y personalizado. Te decimos cómo:

Necesitas:

  • Cera GV-35
  • Esencia aromática de tu preferencia
  • Colorante para velas de tu preferencia
  • Vasos de cristal sin tapa
  • Mecha encerada 6-7 cm
  • Molde de tapas de vaso
  • Engomado marinero y engomado hada (o de las figuras de tu elección)
  • Engomado washi-tape
  • Recipientes aptos para velas, de la forma de tu elección
  1. Corta la cera Gv-35 en trozos pequeños y derrítela con ayuda del microondas. Necesitarás 175 gramos de cera para cada vaso. Cuando ya está líquida, colócala en un recipiente amplio y que te permita un manejo fácil. Una vez ahí, añade el equivalente al 10% del líquido total de esencia aromática y mezcla perfectamente con ayuda de algún utensilio.
  1. Luego, agrega el colorante para velas. Te recomendamos ir añadiendo gota por gota, hasta lograr exactamente el color que deseas.
  1. Deja que la cera se enfríe un poco, mientras calientas los vasos. Mide la temperatura de la cera y cuando llegue a 62 grados centígrados, vacíala en los vasos dejando espacio entre la mecha y la tapa.
  1. Deja que las velas se enfríen, pero evita que se expongan a corrientes de aire. Tápalas con una toalla o trapo. Cuando la cera esté sólida, pero aún caliente, haz un agujero en su centro, que llegue hasta la base. Coloca la mecha y déjalas enfriar por completo.
  1. Ahora, solo queda decorar la vela. Coloca los engomados a los alrededores del vaso. También puedes agregar listones, o pequeñas figuras; tu imaginación y gusto son el límite.
Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario