miércoles, 30 de octubre de 2019

Cuál es el significado de la vela de bautismo



La vela bautismal es una pieza infaltable en el ajuar del bautizado. No importa la edad que se tenga al momento de recibir el sacramento bautismal, pequeños y grandes deben tener una vela en este día tan especial.

Durante la ceremonia bautismal, los padres o padrinos sostienen la vela bautismal que luego se lleva a casa como un recuerdo para el bautizado o bautizada. Es tradición que se trate de una vela de forma básica y cónica, aunque también es común que los padrinos o seres queridos de quien recibe el agua bautismal le obsequien una vela más grande, adornada y resistente para que perdure por más tiempo.

Es importante recordar que el bautismo es una aceptación oficial de la fe, y la integración a la comunidad de la iglesia de la persona que se bautiza. Por esto, se dice que el bautizado comienza a partir de este momento un viaje de fe.

A lo largo de su vida, quien se bautiza aprenderá sobre las enseñanzas de la iglesia; los padres, los padrinos, el sacerdote y la congregación prometen ayudar para que así sea, durante la ceremonia.

El fuego de la vela bautismal simboliza la iluminación del camino en este viaje. También representa la luz de Cristo, particularmente cuando durante la misa de bautizo, es encendida con el fuego del cirio pascual. Se trata de una vela grande, bendecida en Pascua, que representa el triunfo de Cristo sobre el mal. Se cree que la luz de Cristo ayudará a alejar cualquier mal que pueda surgir en el camino del recién bautizado.

Por otra parte, la luz de la vela bautismal también es vista como signo de la luz que habita dentro de la persona que se bautiza. Como nuevo cristiano, a partir de ese momento debe dejar que su luz brille para que otros puedan verla, y para permanecer cerca de su fe.

En la mayoría de los casos, los bautizados son niños pequeños. Así que llevar la vela a casa sirve a las familias sirve como recordatorio de este día bendito. Algunas personas encienden esta vela durante varios minutos en el aniversario del bautismo, usándola como una especie de vela de cumpleaños espiritual para marcar el paso del tiempo.

Hay quienes tienen la costumbre de volver a encender la vela para marcar momentos importantes en la vida de la persona, como el matrimonio, o para orar durante momentos difíciles.

Cualesquiera que sean las creencias y costumbres de cada familia, es un hecho que el bautismo es el símbolo de la gracia de Dios en la vida de los niños y adultos. La vela simboliza luz y una promesa de compañía y fortaleza en el camino de la vida, lo que la vuelve un elemento tan bello como imprescindible en la celebración bautismal.


Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario