miércoles, 30 de octubre de 2019

Recomendaciones para el cuidado de un ropón de bautizo



El bautizo es uno de los primeros momentos especiales que se comparten entre padres, familiares y los niños, incluso cuando aún son bebés. Además del motivo perfecto para reunir a los seres más queridos, se trata de una ocasión que lo conecta con las generaciones pasadas y futuras a través de la ropa y las tradiciones.

Por eso, después de buscar y encontrar el atuendo perfecto para el bautizo, es normal que se busque heredar la prenda a futuros hermanitos u otros familiares, o bien, simplemente conservarla para que en el futuro represente un bonito recuerdo para el bautizado.

Para lograrlo, luego del evento el ropón de bautizo debe conservarse lo mejor posible. No cuidarlo adecuadamente puede ser perjudicial, dañando de manera irreversible los materiales y detalles de la prenda. Para que esto no te pase, a continuación compartimos buenos consejos que te ayudarán a conservar en buen estado este bello y especial traje:

  • Límpialo: Se trata de algo básico. Este primer paso es importante para asegurar la preservación del ropón. Llévalo a la tintorería para eliminar adecuadamente restos de aceites corporales, fragancias, manchas, suciedad, polvo o detergentes que pudieron haber quedado en las telas. Procura que la limpieza se lleve a cabo en seco, ya que esta es la mejor manera de mantener los materiales en su estado original. Elige una tintorería con experiencia y buena reputación que verdaderamente sepa cómo tratar las prendas especiales.
  • Guárdalo seco: Después del lavado, es muy importante asegurarse que las prendas estén completamente secas antes de guardarlas. Cualquier humedad o productos químicos que queden en las telas pueden causar que los artículos se enmohezcan, por lo que enjuagarlos varias veces y luego secarlos completamente es su mejor defensa. Para secar, es preferible enrollar las prendas en una toalla, y así sacar el exceso de agua (En caso de lavarlas en casa), y luego dejarlas secar completamente al aire. La luz del sol y los secadores de máquina pueden blanquear o dañar los materiales con demasiado calor, por lo que es mejor secar al aire sin luz solar directa.
  • Rellena: Una vez limpios y secos, rellena todos los artículos, piezas y prendas que forman parte del ajuar, con papel de seda sin ácido, y colócalos en una caja de cartón no hermética forrada con papel. También puedes colgarlos en una bolsa de ropa de algodón 100% muselina. Si tienes un par de guantes de algodón limpios disponibles, es mejor usarlos cada vez que manipules los artículos, porque las cremas o aceites que utilizas para hidratar tus manos pueden afectar la calidad de las prendas. Almacenar el ropón completamente extendido es la mejor opción, ya que las arrugas y los pliegues con el tiempo pueden debilitar las telas, mientras que colgarlas puede estirarlas, pero el relleno con papel de seda libre de ácido adecuado puede protegerlas y ayudar a que mantengan de mejor manera su forma.
  • Inspecciónalo: Una inspección anual de la prenda no solo es excelente para reajustar los pliegues, dobleces y arrugas que debilitan los materiales, sino que también te permite recordar con cariño el día especial. Cuando requieras usar el atuendo de nuevo, simplemente ventílalo durante unos días y luego plancha suavemente las arrugas y pliegues, a temperatura muy baja.



Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario