martes, 25 de febrero de 2020

Cuáles son los orígenes del bautismo y cómo ha evolucionado esta celebración


El bautismo es el sacramento de iniciación en la iglesia fundada por Jesús, quien, a su vez, aceptó ser bautizado por San Juan Bautista, y ordenó a sus Apóstoles a bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y el Espíritu Santo. 

La enseñanza de San Pablo establece una analogía con la muerte y resurrección de Jesús, ya que, para los creyentes de esta fe, el bautismo es la muerte a una vida anterior, y el surgimiento de una nueva existencia que se manifiesta a través del agua, signo y elemento que se rocía sobre la cabeza del bautizado durante la celebración del sacramento. 

Es así como la persona recién bautizada pasa a convertirse en miembro de la iglesia, se incorpora al cuerpo de Cristo y bajo la custodia y cuidado de padres y padrinos, se compromete a llevar una vida apegada a las enseñanzas de Jesús. Tal y como Cristo lo enseñó, el bautismo debe llevarse a cabo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. 

Actualmente, la persona encargada de bautizar, tanto a recién nacidos como a adultos que desean incorporarse al catolicismo, es el sacerdote; sin embargo, la iglesia también acepta el bautismo otorgado en situaciones de emergencia, como condiciones de salud graves o desastres naturales en los que la vida de la persona bautizada corre peligro, por personas que sean católicas o no católicas, pero que durante el rito de bautizar tengan pleno uso de razón y mantengan la intención de hacer lo que la iglesia hace a través de este sacramento.

La fe católica define al bautismo como el sacramento del renacimiento, y reconoce que la persona bautizada se hace “nueva”, y queda permanentemente sellada con la marca espiritual de Cristo. Así pues, el bautismo no puede cancelarse, ni repetirse. 

En nuestros tiempos, el bautismo católico se ha visto envuelto en dos grandes controversias. La primera de ella, consiste en la forma en que debe realizarse el rito del bautismo; ¿Se puede simplemente rociar agua sobre la cabeza o se debe sumergir el cuerpo entero en el agua bautismal? Se cree que la inmersión en agua formó parte de la ceremonia sacramental cristiana antigua, descrita en la biblia. El cambio al bautismo como lo conocemos hoy día, probablemente ocurrió durante la evangelización y expansión del cristianismo en Europa, hace más de un siglo. 

La segunda causa de controversia se refiere al bautismo de niños, pues no existe evidencia contundente acerca de que esta práctica se llevara a cabo antes del siglo II, ya que en las antiguas liturgias bautismales solo se hace referencia al bautismo de adultos. Sin embargo, se sugiere que la introducción del bautismo infantil ocurrió en el Siglo I. Pablo, el apóstol, compara al bautismo con la circuncisión, rito judío que antiguamente daba entrada a los varones a la comunidad religiosa. Otros escritores cristianos sugieren que el bautismo infantil se convirtió en la 

Sin embargo, hay un extenso testimonio que sugiere la introducción del bautismo infantil ya en el siglo primero. El apóstol Pablo compara el bautismo con la circuncisión, el rito judío que inicia a los niños varones en la comunidad religiosa. Otros escritores cristianos sugieren que se convirtió en la norma durante el siglo IV, y así se mantuvo hasta el siglo XVI, cuando varios grupos protestantes la rechazaron; sin embargo, esta sigue siendo la práctica de la Iglesia Católica Romana, hasta nuestros días. 

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea creacionesruvilen.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario