miércoles, 29 de abril de 2020

Suspensión de eventos católicos a causa del coronavirus



De un día para otro, fuimos sorprendidos por un virus del que hasta hace poco no sabíamos nada, y que ha puesto en cuarentena a prácticamente todo el globo terráqueo. 

En México como en la mayoría de los países del mundo, para evitar que el coronavirus continúe propagándose y para que deje de cobrar vidas humanas, ha sido necesario ponerles pausa a actividades de la rutina diaria como salir a trabajar, a comer en restaurantes, a reunirse con amigos, y con ello, ha sido necesario cancelar un sinnúmero de eventos sociales que van desde conciertos y otros espectáculos artísticos, hasta bodas, bautizos y primeras comuniones.

Probablemente la parte más difícil de la cuarentena la llevarán precisamente quienes tuvieron que posponer alguno de los días más importantes de su vida, para cuidar la salud propia y de sus familiares y amigos, especialmente cuando los homenajeados son niños y niñas. 

¿Estás viviendo esta situación? Lo primero que tenemos que decirte, es que al posponer o cancelar de momento tu celebración estás haciendo lo correcto. Recuerda que hoy por hoy, lo más importante es preservar la salud y bienestar de todos, y tú estás cumpliendo con tu parte. A continuación, te compartimos algunos tips para ayudarte a sobrellevar este momento difícil: 

¿Cómo avisar a tus invitados?: Aunque es muy probable que la mayoría de tus familiares y amigos esperaban con entusiasmo tu celebración, también es casi seguro que tu notificación no los tome por sorpresa. Afortunada y desafortunadamente, todas las actividades sociales están siendo canceladas, incluso por disposición oficial. Así que, lo mejor será confirmar a tus allegados que tu evento no es la excepción, y que, por el bien de todos, lo mejor es esperar a que la emergencia sanitaria concluya. Avísales de una forma práctica y sencilla: Crea un grupo en la red o redes sociales que la mayoría utilicen y envía por ese medio tu mensaje. Para quienes no utilicen dispositivos electrónicos, y para profundizar detalles con las personas más allegadas a ti, también puedes llevar a cabo algunas llamadas telefónicas. Cualquiera que sea tu elección, ¡Di no a las reuniones!, es por el bien de todos.

¿Cómo hablar del tema con los niños?: Tanto para avisar a los pequeños sobre la cancelación o el cambio de fecha de su día especial, como para despejar sus dudas acerca del motivo por el que la mayoría de las personas están resguardadas en sus casas, lo mejor es hablar con paciencia, claridad y sinceridad. En un lenguaje adecuado a su edad y comprensión, dile a tus niños que la salud es lo más importante, siempre, y que todo evento y fiesta pueden realizarse en el futuro. Asegúrate de hacerles ver que la posibilidad de contraer el virus es temporal, y que mientras más personas acaten las recomendaciones sanitarias, la espera para llevar a cabo sus planes y retomar sus actividades habituales será menor.

Reagendar: Es un hecho, todos estamos a la expectativa del levantamiento de la cuarentena, el freno de los contagios y por lo tanto, de regresar a nuestra vida normal. Eventualmente, saldremos victoriosos de la emergencia y podrás reunirte con tus seres queridos para celebrar los sacramentos religiosos y las fiestas correspondientes. De acuerdo con diversas estimaciones, la pandemia de coronavirus podría extenderse hasta la llegada del otoño. Comunícate con los administradores de tu iglesia y con tu proveedor o proveedores de servicios para eventos, y de acuerdo con la disponibilidad de todas las partes, evalúa cuál sería una buena fecha probable para llevar a cabo tu evento. En caso de no empatar las agendas, asegúrate de leer a profundidad los contratos generados por los servicios, y gestiona los reembolsos que correspondan. 

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea, tenemos ropones de bautizo, accesorios y mucho más. creacionesruvilen.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario