lunes, 23 de abril de 2018

¿Conoces el protocolo de la misa de primera comunión?

Vestidos De Primera Comunión
La misa de la primera comunión está dedicada de forma especial al niño que recibe a Jesucristo por primera vez.

Ya llegó el momento de que tu niño haga la primera comunión, pero ¿Conoces su significado y simbolismo? Para la familia que educa a sus hijos en la religión católica es un momento muy especial ya que implica la ratificación de las promesas hechas durante el bautismo, en esa ocasión en boca de papás y padrinos, en esta ocasión el niño entra por sí mismo.

La primera parte de la misa es la entrada, el sacerdote sale al atrio y da la bienvenida al niño y los dos entran en procesión con los acólitos que pueden ser los hermanos, amigos o primos del festejado. La entrada simboliza la bienvenida que el pueblo de Dios, representado por los asistentes a la misa, le dan al niño como miembro de la iglesia a partir de ese día.

Hasta adelante se sientan los papás y padrinos que permanecerán junto al niño toda la ceremonia ya que ellos hicieron las promesas bautismales en su nombre.

La segunda parte de la misa son las lecturas. Normalmente el niño y sus padres pueden elegir el salmo y el evangelio de una selección de lecturas que hacen alusión a la eucaristía, el maná en el desierto, las reuniones eucarísticas de los apóstoles y las alegorías de la vid. Pero puede escogerse un pasaje que hable al niño de lo que esté viviendo en su vida en ese momento.

Lo especial de las lecturas y de la homilía es que Dios habla al niño especialmente a través del sacerdote. El mensaje que le entregará es sólo para él y puede marcar su vida. El padre le hablará por su nombre y en un lenguaje accesible para su edad.

Luego la asamblea ora unida por el niño, por su fidelidad y santidad como miembro de la iglesia, así como por las causas especiales de la familia. Difuntos, parientes enfermos, por la unión de sus padres, etc.

Durante el ofertorio, el niño presenta las ofrendas en el altar: el vino y el pan. El sacerdote se las presenta a Dios y las transforma en el cuerpo y sangre de Cristo. El niño ofrece a Dios su vida, propósitos e intenciones.

El momento más solemne de la misa es la consagración. En ella Dios se hace presente y se realiza la transformación real del cuerpo y la sangre de Cristo para dar paso a la comunión, que es cuando el niño recibe por fin a Jesucristo y se une a la iglesia.

La ceremonia termina con una bendición y el sacerdote pide a Dios que le de gracias especiales al niño y a su familia para que puedan llevar una vida plena como hijos de Dios y miembros de la iglesia.

En Creaciones Ruvilen tenemos la mejor ropa para ese día tan especial, contáctanos.


Vestidos De Primera Comunión 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario