lunes, 15 de junio de 2020

10 ideas para fomentar el desarrollo de la imaginación de los niños



Cuando escuchamos la palabra imaginación, lo primero que nos llega a la mente es energía, espontaneidad y creatividad. Durante la infancia, la imaginación está más presente que nunca, y su desarrollo resulta crucial para que durante el resto de nuestras vidas sepamos actuar con ingenio ante los diferentes problemas y circunstancias que se presentan. 

Es por todo esto que los padres se están ocupando cada vez más de fomentar la imaginación de sus hijos, aunque las largas jornadas de trabajo y exigencias del día a día son el principal impedimento para invertir demasiado tiempo en esta labor, de la que, paradójicamente, depende en gran medida el futuro de los pequeños.

Si te estás preguntando, ¿cómo inspirar a tus hijos?, a continuación, te compartimos 10 ideas que pueden ayudarte a fomentar el desarrollo de su imaginación: 

1.Cuéntale historias: No es necesario acumular una biblioteca llena de libros bellamente ilustrados, o ver programas de televisión especiales para niños. El valor de un relato, de las historias transmitidas de padres a hijos, además de impulsar el desarrollo de su imaginación fortalece su sentido de las relaciones humanas. Así que la narración de historias puede ser el gran comienzo para su desarrollo imaginativo, por lo que hacerlo bien y de varias maneras es una actividad recomendable para realizar diariamente. 

2.Hagan arte juntos: Pinten, dibujen, moldeen, construyan, esculpan… Las experiencias táctiles son muy importantes, y dar rienda suelta a los pequeños sobre sus trabajos manuales es crucial. 

3.Utiliza materiales naturales: Mantener a los niños en contacto con la naturaleza los inspira implícitamente. Puedes optar por bloques de arena u hojas otoñales, por ejemplo. 

4.Evita la sobre exposición digital: Es importante evitar que los niños se sobrecarguen con imágenes de medios como la televisión, las películas y las computadoras. Esto los ayudará a convertirse en entes creadores, y no en consumidores de lo que otros producen. 

5.Utiliza materiales domésticos: Reúne una caja de diversos artículos para el hogar, por ejemplo, una caja de zapatos, un colador, vasos de papel, una linterna… En fin, cualquier cosa que pueda servir para crear. Prueben montando un espectáculo de teatro guiñol, y dale libertad creativa a tu hijo o hija. ¡Te sorprenderá su ingenio y los personajes que es capaz de crear! 

6. Exploren la naturaleza: Pueden tomar una bolsa de papel, y salir a dar un recorrido. Recolecten al menos 10 objetos, hojas de diferentes árboles, piedras, flores… Luego, pueden jugar a adivinar de qué objeto se trata introduciendo la mano a la bolsa y sacando un objeto a la vez.

7. La caja grande: ¿Recuerdas el cliché del niño al que le obsequian un juguete grande, y termina jugando con la caja? Hazle a tu hijo el favor de saltarse el juguete y regálale directamente la caja. Colócala en un área abierta y déjalo que decida lo que quiere hacer con ella: una cueva, una casa, una cápsula del tiempo… 

8. Contemplen arte: Vayan a un museo, y den un paseo lento en su interior. Párense en el medio de la sala de exhibición y deja que tu hijo o hija te explique cuál obra le gusta más, y por qué. Anímalo con preguntas abiertas. 

9. Pintura sin pincel: Cualquiera puede pintar con pincel. Para esta actividad, encuentren cosas en la casa con las que el pequeño o pueda pintar, pero que no sean pinceles. Por ejemplo, una cuerda podría funcionar, o pedazos de esponja, lápices rotos, gomas, tiras de hilo o tela, manzanas cortadas por la mitad, o incluso una figura de acción o muñeca desechada. Extiende un poco de periódico en una mesa o en el piso, coloca un poco de pintura lavable en pequeños tazones o platos, y dale a tu hijo una hoja de papel grande, luego, ¡déjalo crear! 

10. Jueguen a las historias ocultas: Haz que tu hijo pase 15 minutos buscando en la casa tres objetos que no haya notado o a los que no haya prestado mucha atención anteriormente. Deben provenir de una de las salas comunes de la casa, no del dormitorio de nadie, y no deben ser frágiles. Cuando se acabe el tiempo, haz que te presente los objetos uno por uno. Su trabajo es contarte una historia sobre ese objeto: de dónde vino, de quién vino, dónde estaba cuando lo obtuvo, por qué podría haberlo guardado... Hagan eso con los tres objetos.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea, tenemos ropones de bautizo, accesorios y mucho más. creacionesruvilen.com


No hay comentarios.:

Publicar un comentario