lunes, 17 de agosto de 2020

Cómo enseñar sobre la biblia y su importancia a nuestros hijos

 



Quienes tienen la fortuna de tener hijos, en todos los países y lugares del mundo, tienen algo en común: nadie los enseñó ser padres. La crianza es al mismo tiempo un privilegio y una responsabilidad. 

Muchas de las cosas que hacemos pensando en el bien de nuestros hijos, las aprendimos de nuestros propios padres, abuelos, tíos y otras figuras cercanas en nuestra infancia.

Cuando de la formación en la fe se trata, la labor se torna un poco más compleja, ya que probablemente hemos crecido en un hogar donde la palabra de Dios no formaba parte de la vida cotidiana.

También es posible que hayamos crecido rodeados de las prédicas y otros hábitos espirituales, pero simplemente no sabemos por dónde empezar para que nuestros pequeños avancen en su camino de la fe. 

Por lo general, la oración al despertar, antes de comer y antes de dormir, forman parte de los primeros hábitos cristiano-católicos que se practican en casa, y que dan pie a que, de acuerdo con el crecimiento de los niños, se avance hacia otros un poco más complejos como la enseñanza bíblica y la memorización de algunos versículos de las Escrituras. 

Si tú y tus hijos se encuentran en esta etapa, a continuación, te compartimos algunos consejos para enseñarles sobre la importancia que tiene conocer la Palabra de Dios: 

Aprende primero: Antes de iniciar con las sesiones bíblicas, elige, repasa y medita los pasajes que habrás de compartir en familia. Si tienes dificultades para comprender la lectura, puedes buscar al sacerdote de tu comunidad, o alguno de los ministros dedicados a los círculos de lectura. También puedes buscar en internet algunos recursos religiosos. 

Comienza a leer algunos versículos de la Biblia cada noche junto a tus hijos: Se dice que el ejemplo arrastra, y si tus hijos ven que disfrutas leer y discernir las enseñanzas bíblicas, ellos buscarán hacer lo mismo. Es recomendable iniciar esta práctica leyendo el Evangelio de Juan, en el que nos habla del plan de salvación de Dios para su pueblo, mediante Jesucristo. 

Adquiere una Biblia de cuentos que tus hijos puedan leer de principio a fin: Disponibles en la mayoría de las librerías católicas, las biblias en este formato son ideales para que los pequeños se interesen en la Palabra de Dios. Son excelentes auxiliares para que los niños comprendan los conceptos básicos de la fe, por lo que se trata de una herramienta bastante útil.

Practica la memorización: Una vez que tus hijos estén más familiarizados con los conceptos básicos de la Biblia, usa técnicas sencillas para copiar y memorizar, por ejemplo, jueguen memorama de citas bíblicas, y otros juegos gráficos. 


Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en linea, tenemos ropones de bautizo, accesorios y mucho más. creacionesruvilen.com

             

No hay comentarios.:

Publicar un comentario