lunes, 26 de octubre de 2020

¿Por qué se celebra el nacimiento de Jesús el 25 de diciembre?

 


Aunque para muchos la navidad sea sinónimo de un festejo en el que se cena en familia y se intercambian regalos, esta fecha tiene un trasfondo más profundo. El día 25 de diciembre celebramos la llegada de Jesús a la tierra, por eso el nombre de la celebración indica un nacimiento. 

A pesar de que nos hemos acostumbrado a relacionar el nacimiento de Jesús con los días cortos y el frío que caracterizan a diciembre, ¿alguna vez te has preguntado si la Navidad pudo ser diferente? O, ¿por qué la navidad se celebra justo ese día y en ese mes?

La razón de festejar su nacimiento en esta fecha proviene de la Edad Media. Existen algunas referencias históricas que indican que los principales responsables de memorar el gran suceso de la natividad de Jesús en esta fecha y no en cualquier otra, son los antiguos Papas pertenecientes a la iglesia católica. 

El fin principal de que la celebración se desarrollara en este mes, era apartar a los fieles creyentes de las celebraciones paganas del solsticio de invierno, y por supuesto, mantenerlos cerca de la Madre Iglesia y sus enseñanzas.

Debido a que la propuesta de celebrar la llegada de Jesús a la Tierra surge gracias a los Papas, es fácil relacionar esta fiesta con la antigua Roma, y es justo en este lugar donde se comenzó la tradición de la conmemoración del 25 de diciembre como la Navidad, cerca de los tiempos de reinado del emperador Constantino el Grande (325-360 d.C.), y se le otorgó este día puesto que la iglesia propuso que la celebración coincidiera con el tradicional festejo romano Sol Invictus.

Posteriormente, la tradición de la celebración de occidente fue adoptada en el hemisferio norte y luego en los demás lugares del mundo algunos años después. 

Además, dentro de la iglesia católica el significado de que este día sea justo el 25 de diciembre también se debe al nacimiento de Juan el Bautista, quien nació justo 6 meses antes que Jesús y sería el último profeta en anunciar la llegada del Hijo de Dios al mundo. 

De manera que, al ser la Navidad el día 25 de diciembre transcurren exactamente seis meses hasta el festejo del nacimiento de Juan, el 24 de junio.

Durante los primeros festejos de la Navidad, se pretendía que éstos transcurrieran de manera humilde, tal y como fueron las circunstancias del nacimiento de Jesús. Sin embargo, la iglesia contemporánea ha aceptado y adoptado la tradición de la decoración, vistiendo sus templos y altares con los colores típicos del adviento y motivos navideños, para anunciar la gran venida del Hijo de Dios. 

Respecto a las fiestas familiares y reuniones con amigos, compartir banquetes y bebidas es una costumbre alejada de la humildad que al inicio se requería, pero bien aprovechada para estar junto con los seres queridos.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en línea, tenemos ropones de bautizo, accesorios y mucho más. creacionesruvilen.com.

             

No hay comentarios.:

Publicar un comentario