Explica a tus hijos la tradición de la posada de manera sencilla

 


La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella llegarán las tradiciones que tanto amamos de ella.

La Navidad es la festividad en la que recordamos el nacimiento de Jesús y lo usamos para compartir con nuestra familia y amigos, pero desde el primer día de diciembre empezamos las celebraciones con las tradicionales posadas.

Pero ¿Cómo explicarles a los niños porque festejamos las posadas? Primero tenemos que recordar la historia bíblica que nos habla de cuando la sagrada familia acudió a Belén de Judá a participar en el censo de población.

La virgen María estaba embarazada y la travesía fue agotadora, por lo que al llegar a Belén, San José buscó por todo el pueblo que alguien le diera posada y les permitiera descansar.

Sin embargo no consiguieron ningún lugar para dormir, una persona les ofreció un establo junto a los caballos y vacas y ahí se hospedaron, pero vino el parto por lo que la Virgen María dio a luz al niño Jesús ahí mismo.

La estrella de Belén se posó sobre el establo y llevó hasta ahí a pastores, animales y a los Reyes Magos que llegaron a adorar al niño y a ofrecerle regalos pues una profecía había anunciado su nacimiento, el nacimiento de un rey.

Y es por eso por lo que en México hacemos lo que mejor sabemos: Festejar. Se prepara una reunión con alimentos tradicionales como ponche, atole, tamales, etc.

También son parte de la celebración canastas de dulces, luces de bengala, velas y piñatas de siete picos.

La tradición es cantar la posada, es una canción tradicional cuyo mensaje conmemora el camino de la sagrada familia hasta llegar al establo donde nació el niño. 

Unas personas esperan dentro de la casa y otras personas están afuera y se alterna el canto de la letanía. Una vez que se ha cantado se abren las puertas y todos se reúnen para empezar la convivencia.

En esta convivencia se tocan villancicos, se come y se parte la piñata. No es coincidencia que esta tenga forma de estrella de siete picos y es que representa a los siete pecados capitales y al golpearla y romperla se representa el triunfo de la fe sobre el pecado.

Tradicionalmente, la piñata se rellenaba de frutas de la época, pero actualmente se puede poner cualquier dulce que sea de la preferencia de la familia.

Ahora ya puedes contarles a tus hijos la historia que recordamos cada año en familia.

Consigue el atuendo que necesitas para ese día especial visitando la tienda en línea, tenemos ropones de bautizo, accesorios y mucho más. creacionesruvilen.com

                        


Comentarios

Entradas populares